martes, 20 de septiembre de 2016

Trucos para que el regreso a clases no acabe con tus finanzas


Es época de que nuestros hijos regresen a clases. Por ende, estos meses se vuelven los más costosos para nosotros. Los padres gastamos mucho dinero en comprar todos los útiles escolares y los uniformes, para que nuestros niños comiencen sus clases adecuadamente. El detalle está en cómo lograr que las finanzas no se vengan abajo durante estos meses.

Por esa razón hoy te traemos algunos tips que te ayudarán a sostenerte económicamente y no ver afectadas tus finanzas, porque eso es lo último que queremos.

Tips para sobrevivir el regreso a clases

El primer consejo, y que debes hacerlo con tiempo, es realizar las compras con algo de anticipación. Muchos dicen que deben esperar las listas para comenzar a comprar, pero estamos seguros de que te puedes adelantar con ciertas cosas, como los cuadernos, lápices, colores, camisas, pantalones, entre otros. Si dejamos todo a última hora los precios comienzan a subir y las empresas se aprovechan de la necesidad de los compradores para subir los precios con el regreso a clases.

El segundo es asistir a la ferias de “regreso a clases”. Generalmente los precios son más económicos en ellas, así que aprovecha y compra los productos escolares en alguna de estas ferias. Muchas son de muy buena calidad, e incluso traen mejores diseños para los niños.  Visita las ferias y chequea los precios. Seguro te atraerán sus ofertas.

El tercer consejo es evaluar los precios y compararlos. A veces, por flojera o poco tiempo, solo vamos a un sitio y nos cobran un montón, entonces nuestras finanzas son gravemente afectadas. Tómate el comienzo a clases como un gran momento para tu hijo. Aprovecha tu tiempo y busca productos de calidad que lo ayuden en sus clases. Visita los lugares y evalúa precios vs calidad, y después decide tú qué comprar.

Rebajar y reutilizar

Aprovechar las rebajas de verano es el cuarto consejo. Algo que pocos notan es que, mientras todo el mundo se va de vacaciones, las tiendas ponen en rebaja sus útiles escolares. El resultado de esto es que muy poca gente aprovecha esto porque muchos están de viaje. Sin embargo, puedes agarrarte unos días para ir de compras. Al final, las compras relajan, y más si hay ofertas y nuestras finanzas no se ven afectadas.

El último es: reutiliza lo posible. Muchas veces compramos cuadernos que sobran, colores que aún están en buen estado o cartucheras y bolsos que nuestros hijos pueden seguir usando. En este caso, trata de que tu hijo se acostumbre a no cambiar todos los años. Le enseñarás una lección de por vida.

Estos son simples tips para sobrevivir el regreso a clases sin acabar con nuestras finanzas. Ya verás que si pones algunos –o todos- en práctica, tu bolsillo se verá agradecido contigo.